ANALISIS

La impunidad no se resuelve con una medida cosmética

| Lunes, 3 agosto 2015

Para el analista político Juan José Martel, el crear una comisión internacional contra la impunidad y la corrupción no es la solución para resolver la impunidad en el país.

Periodista: Vladimir Chicas.

Cámara: Ricardo Marín Vladimir Chicas.

Edición: Jessica Orellana.

Dirección: Juan José Dalton.

Lunes, 3 agosto 2015

Comentario en “La impunidad no se resuelve con una medida cosmética

  1. Señor Martel, compartimos el mismo anhelo – que la impunidad en El Salvador se combata de una manera integral y profunda y que nadie quede afuera de la ley. Sin embargo, tomo excepción con sus críticas a nuestro movimiento, Democracia Limpia, que sugieren que tenemos una estrategia de desgaste al GOES y que en administraciones previas hemos callado.

    Tanto Félix Ulloa, Luis Nuila y sus servidor nos hemos unido porque sentimos que los cambios necesarios para crear el fortalecimiento institucional al que usted se refiere no serán hechos por voluntad propia de la partidocracia que domina esas mismas instituciones y que ha sido quien diseñó el sistema roto que tenemos en el páis. Permítame refutar sus argumentos con pruebas y no opiniones:

    1 El Salvador firmó en diciembre 2003 el Convenio Internacional Contra la Corrupción con la ONU, esto fue ratificado en julio 2004 lo cual lo vuelve ley de la república. Es en ese Convenio que se establece mucho del refuerzo de las instituciones que se requiere. Sin embargo, 12 años después de que fue firmado, no hay avances contundentes que den evidencia que ha sido implementado.

    2 En 2007 El Salvador formó el Convenio Contra la Corrupción con la OEA y también fue ratificado por la Asamblea Legislativa y por ende es ley de la república. A 8 años de haberse firmado no hay pruebas contundentes que se ha implementado.

    3 En 2013 Sigfrido Reyes firmó como representante de la Asamblea Legislativa de El Salvador un acuerdo de la GOPAC (Organización Mundial de Parlamentarios Contra la Corrupción) donde alentaría a que los delitos de gran corrupción fueran clasificados como crímenes de lesa humanidad para que no prescribiesen. Desde esa firma no ha habido una sola discusión en ninguna comisión de la Asamblea Legislativa sobre la creación de un decreto para lograr dicho compromiso y tenemos múltiples ejemplos de delitos impunes porque han prescrito.

    4 El Secretario de Transparencia, Participación Ciudadana y Anticorrupción ha tenido desde la administración pasada el mandato buscar una manera de eliminar la prescripción de delitos de gran corrupción y ni siquiera incluye esto en sus informes de rendición de cuentas. Cuando se lo cuestioné me dice que ha querido que eso se logre desde el ’92 pero no hay pruebas contundentes que se ha hecho ningún avance en el tema.

    5 El infamo decreto 743 es un ejemplo típico de la lucha por la partidocracia por mantenerse fuera de la ley.

    6 La falta de acuerdos en elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia es otro ejemplo de la partidocracia buscando protección dentro de las instituciones

    7 La falta de avances en investigaciones de peculado, tráfico de influencias, lavado de dinero y otros abusos por parte de funcionarios pasados y presentes es otro ejemplo de la partidocracia protegiendo a los suyos y manteniéndose fuera de la ley

    8 El fallo de la Sala de lo Constitucional sobre representatividad y financiamiento de partidos políticos fue implementado a medias por la Asamblea Legislativa y luego de seguimientos por la misma Sala no han querido avanzar en su reforma para cumplir el fallo al 100%

    Y hay muchos más que por falta de tiempo y espacio no anoto acá.

    Sr Martel, la Constitución de la República fue firmada en 1983 y hay una deuda de más de 30 años en su implementación completa. El Artículo 1 donde establece que el ciudadano es el fin del Estado es violado todos los días con la impunidad que reina en el país y la falta de acción de TODOS los partidos políticos de luchar contra ella.

    Es porque está más que demostrado que la opinión ciudadana no cuenta y que la partidocracia no tiene la voluntad de ceder su dominio que nuestro movimiento busca unir a la ciudadanía para que TODOS los ciudadanos honrados digamos “¡Ya estuvo! Nos han visto la cara, nos han bolseado y se está saliendo con la suya. ¡Es hora que el ciudadano regrese a ser el verdadero fin del Estado!”

    Paul Steiner
    Ciudadano Salvadoreño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *